18.7.08

Black Bags


No sé qué me pasa con los bolsos negros pero me compro uno cada dos por tres y o me canso de ellos o se me estropician enseguida. El último en estropiciarse fue uno de Mango. Mira que prometía. Pero no pudo cumplir. A los dos meses asomó el cartón piedra tras la apariencia de cuero y mostró al mundo que por dentro era blanco como la luna y que se negaba a volver a esconder su secreto, ni siquiera con un edding permanente.

Yo, resignada, volví a coger los de siempre que son los únicos que sobreviven y que me aburren tanto como Zapatero y sus sonrisas de aquínopasanada aunque no tanto como el deaquínomepiro de Rajoy.

Con ganas y un plan de contención rebajil me adentro en los oscuros mundos de las rebajas de Inditex en busca del bolso negro perfecto y evitando Mango a propósito, que todavía tengo guardado el bolso de cartónpiedra de la rabia que me da tirarlo. Tras varias vueltas y pensando ya en abandonar mi misión me recuerdan que
Uterque abría hoy y decido pasar a ver qué tal. La tienda me recuerda mucho a Bimba y Lola. No parece Inditex. Los precios de los bolsos algo subidos en la línea de los últimos bolsos caros de Zara. Los zapatos están mejor de precio y hay algunos chulos muy monos. Me enamoro de un bolso negro pero sólo platónicamente que he decidido comprarme un bolso en rebajas y que me cueste poco, no uno muy caro para ser de Inditex y encima de temporada. Entro por segunda vez en dos días en un Zara y decido concentrar todos mis esfuerzos en los estantes que guardan los bolsos. “No es posible que no encuentro un bolso de rebajas decente en Zara. Juro ante Dios que no me voy de aquí sin uno!”. Con este espíritu me recorro la tienda entera y voy cogiendo bolsos de aquí y de allá mirando y remirando hasta que por fin encuentro EL BOLSO. Sí lo he encontrado. No me lo creo ni yo. Es maravilloso, es negro, tiene una piel fabulosa y es ideal. Costaba 99 Euros y ahora cuesta 39,90. Lo habría besado si me hubiera atrevido. Decido aprovechar que estoy por allí y me doy una vuelta por Trafaluc. La verdad es que cada vez que me paso me siento más fuera de onda. Yo voy creciendo y las niñas de quince años lo tienen que notar. ¿Pensarán que me he perdido? A mí me gusta Trafaluc porque de vez en cuando tiene cosas muy chulas que luego no vuelves a ver por ahí. Las niñas que se compran el mismo vestidito que yo se lo pondrán para salir de marcha por cualquier zona rara que yo no pisaría ni harta de ron. Lo que más me ha alucinado es que me han gustado muchísimas cosas. ¿Me estoy transmutando en una señoraconínfulasdeadolescente? ¿O está cambiando Trafaluc? ¿O son las adolescentes las que están cambiando? Miedo me da la respuesta. Entre las cosas que me han gustado, finalmente elijo sólo – que la economía está fatal, siempre según Solbes – una camisa de cuadros absolutamente genial. Llevo meses soñando con esa camisa. Cuando me pongo en la cola, empiezo a deliberar sobre mis compras. Me acuerdo de los consejos de Miss B para comprar en las rebajas, en la lista, en que no necesito la camisa de cuadros, en que la economía está fatal y la crisis es tremenda, en que no hay nadie en Zara y eso es muy mal síntoma y no puedo evitarlo, como no soy capaz de decidirme, decido que si alguien se pone detrás de mí en la cola me la compro, si cuando vaya a pagar no hay nadie esperando su turno detrás de mí, la dejo. ¿Qué ha pasado? Pues no me he podido comprar la camisa. ¿Cuánto voy a tardar en volver a buscarla? ¿Apuestas?

4 comments:

Di said...

Pues reza para que la camisa esté cuando vuelvas para que no te pase como a mi que me tuve que recorrer todos los zaras de Vigo (tampoco son tantos, jaja, solo 4) para encontrar un bolso del que dije "qué mono" y que no compré y cuando volví... desapareciera.
Y menos mal que lo encontré en el último y era también el último que quedaba.

Y que ganas de ir a uterque a ver que hay...

Puga said...

El lunes a la hora de comer si no tienes que ir a hacer la compra de la semana, sino el martes.

Patri said...

me pones los dientes largos con Uterque...pero bueno menos mal que me lo cuentas, con lo del bolso negro ..anda que no me he reído con lo del beso, y cuando ya vamos a Trafaluc...JA..JA..me pasa como a tí, las niñas de 15 me miran como quizás está fuera de...pero sí tiene alguna cosaa más que ponible....ah..y piensa si la camisa no la tienes en tu poder es que a lo mejor no la querías realmetne. Un abrazo Moi.

Moi said...

Sois tan monas todas... Besos!