9.5.08

Loosing your religion


A los niños en clase de religión y en misa les dicen que todos somos hijos de dios.

Una niña piensa: “si todos somos hijos de dios, todos somos hermanos, ¿no?” y así se lo comunica a su prima. “oye, ¿sabes que tú y yo en realidad somos hermanas porque todos somos hijos de dios?”

Los adultos que oyen la conversación se mueren de la risa. La niña no entiende por qué se ríen. Es una deducción lógica, ¿no? ¿Dónde está el error? No son capaces de explicarle a la niña por qué se ríen y las respuestas de ella logran que se rían aún con más fuerza.


------


A los niños en clase de religión y en misa también les dicen que hay que amar a dios sobre todas las cosas.

A una niña le preguntan: “¿A quién quieres más: a tu padre o a tu madre?” – por cierto, qué estupidez de pregunta, ¿por qué la gente preguntaba esas cosas tan absurdas a los niños? -.

Ella responde siendo consecuente con lo que la están enseñando: “A dios”

Caras de estupefacción, la madre habla con la monja, la monja le explica a la niña que a su madre y a su padre les tiene que querer por encima de todo, por encima incluso de Dios, violando por tanto el primer mandamiento.


------


Una niña de diez años ve la película El Exorcista. Se muere de miedo y le pregunta al cura que le da clase de religión si eso puede pasar en la realidad.

El cura responde: “Sí, claro”

La niña flipa. Está muerta de miedo: “Pero a las personas buenas eso no les pasa, ¿no?”

Él responde: “Sí. Hay veces que tiene que ocurrirle eso a alguna persona buena para que personas de su alrededor, que sí son malas, aprendan.”

8 comments:

El Notable said...

tienes razon, odio las contradicciones, y mas a la gente que no explica las cosas claras a los peques.. buena reflexion. Un saludo!
http://elnotable.blogspot.com/

Di said...

Por eso a mi me gustan mucho las personas consecuentes y coherentes consigo mismas y sus ideales.

Y comentarios como el último hacen que me plantee muy seriamente apostatar, si no me diesen tanta pereza los papeleos...

Un beso

Lisa Edwards said...

Hola Guapa!! Hay algo para ti en blog!
Besos

Patri said...

espera...en serio le ha dicho esto del final???...vamos...vamos..vamos..QUE MIEDO! NO SÉ SI me da más miedo ver a la niña del exorcista o lo que el cura responde. Besos guapa.

M* said...

Qué miedo, por favorrrrrrrrr.
Yo fuí una época a un cole del OPUS y era similar, no tan heavy, pero casi. Con decirte que con 10 añitos nos hacían llevar esponjas cuando nos íbamos de campamentos para que no nos tocáramos directamente la piel al ducharnos. Es verídico. Jajaja

Muas

Blaudemar said...

Son pura contradicción. Vaya, lo somos todos, pero curas y monjas tienen bastante tela.
De vez en cuando mi madre nos cuenta sus "aventuras" en el cole de monjas y son para tirarse de los pelos.

DIANA-CHAN said...

la niña dijo la verdad :D

Patri said...

y la dueña del blog????? Un beso